domingo, 13 de septiembre de 2009

PERFIL PSICOLÓGICO DEL CRIMINAL

1. PERFIL CRIMINAL

Cabe resaltar que en la actualidad, la Psicología criminal ha rebasado en mucho el límite de la observación individual del sujeto antisocial, extendiéndose hacia estudios de la conducta criminal y de los factores psicológicos que influyen en la criminalidad, sean estos individuales o colectivos.
Si bien es cierto la criminalística no solo abarca el estudio de la escena del crimen sino mas bien los indicios y evidencias que existen; en tanto que la criminología esta mas ligada a la conducta, comportamiento y actitud del criminal.
La criminología es aquella disciplina que a la vez que explica y estudia las causas de la conducta delictiva y peligrosa, estudia también la persona del delincuente; en tanto que la criminalistica examina los indicios y evidencias de naturaleza y origen diverso tendientes al esclarecimiento de un problema que ha caído dentro de su competencia.(Dr. Guillermo Olivera).
La Criminalística, como sabemos, es aquella parte del conocimiento humano que se hace cargo del estudio o del procesamiento de los rastros, indicios o evidencias que resultan de la comisión de un hecho particular, con el objeto de lograr la información que éstos nos provean para un esclarecimiento o identificación de lo ocurrido. (Dr. Pablo A. Rodríguez R.)
En éste sentido, vemos que en el país, es innegable que hay un aporte del conocimiento criminalístico efectivo, con mayor evidencia y notoriedad para las investigaciones vinculadas a la presunta comisión de delitos; para cualquiera de los casos hay quienes son convocados como Peritos Criminalísticos, especializados en Biología, Medicina, Psicologia, Balística, Grafotecnia, etc., para que aporten con sus conocimientos y ayuden a quien competa a la solución del problema especial.
2. DEFINICIÓN

Desde un plano causal explicativo y que se ocupe concretamente del delincuente es la Psicología criminal, que se constituye como el instrumento más eficaz de la antropología criminal, ya que se encarga de estudiar la psíque del hombre delincuente, determinando los desarrollos o procesos de índole psicológica verificados en su mente.
Al tomar en cuenta a Garrido (2006), el perfil criminológico puede definirse como una estimación acerca de las características biográficas y del estilo de vida del responsable de una serie de crímenes graves y que aún no se ha identificado.
El objetivo de este perfil es delimitar las características del presunto culpable para disminuir el rango de posibles culpables y ayudar a la policía focalizando y restringiendo las posibilidades de investigación, posibilitándoles el centrarse en los blancos realistas. Este punto es muy importante, ya que cuando se tratan de crímenes violentos o seriales, la alarma social y las posibilidades de que se vuelvan a repetir los hechos, hacen necesaria actuar con rapidez y detener cuanto antes al asesino.
No obstante, el perfil tiene sus limitaciones, no es una ciencia exacta, está basada en el análisis de la huella psicológica que el asesino deja en sus crímenes y en datos estadísticos recolectado de otros casos y de los datos teóricos aportados por la psicología y la criminología. Estamos por tanto hablando de probabilidades.
3. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL PERFIL CRIMINAL.

Las características de la escena del crimen permiten al investigador desarrollar un perfil basado únicamente en las conductas exhibidas en la escena del crimen, permitiendo una descripción y un perfil psicológico basado en estos datos.
Así la psicología para combatir y estudiar el crimen debe estar relacionado desde el inicio mismo de ésta, sin embargo, ha sido relativamente reciente tanto en el tiempo e intención de algunos expertos de elaborar una metodología más o menos sistemática que ayude a capturar a criminales usando las aportaciones que la psicología nos brinda.
Actualmente esta metodología ha estado basada principalmente en la creación, desarrollo y uso de técnicas clasificatorias y de etiquetajes del delincuente criminal, teniendo inicialmente como principal objetivo la captura del criminal; tal es así que se ha posibilitado estudios, que han dado lugar a diversas teorías psicológicas del crimen, las cuales tratan de explicar el hecho criminal al igual que hace con cualquier patología mental.
Posteriormente y junto con el desarrollo que la psicología iba atesorando las teorías dejaron a un lado las características físicas para detectar a criminales y empezaron a usar características psicológicas.
· Hilda Marchiori, que opinaba que la Psicología criminal trata de averiguar, de conocer que es lo que induce a un sujeto a delinquir, que significado tiene esa conducta para él, porque la idea de castigo no lo atemoriza y le hace renunciar a sus conductas criminales
· Brussel (1957), compara conductas delictivas con conductas de pacientes mentales. Su perfil del Bombardero de Nueva York puede ser considerado el primer perfil psicológico criminal, donde examinó las escenas de los crímenes y dio un perfil a la policía.
La exactitud del perfil tuvo una gran repercusión en la policía, que empezó a respetar y a usar las aportaciones que la psicología podía hacer en este tipo de casos, a pesar de que era aún una técnica poco precisa y con fallos, como se demostró entre otros, en los casos del Estrangulador de Boston, el perfil criminal fue ganando aceptación y demanda.
· El F.B.I. (1970), A partir de esta fecha, resulta vital para el desarrollo de esta técnica las aportaciones y desarrollos realizados por el FBI. El perfil psicológico del criminal queda establecido como técnica de investigación policial para resolver los casos difíciles, se crea la Unidad de Ciencias del Comportamiento en el FBI, unidad especializada en el diseño de este tipo de perfiles.
4. AMBITOS DE APLICACIÓN DEL PERFIL CRIMINOLÓGICO.

Generalmente, el uso del perfil criminológico se restringe generalmente a crímenes importantes tales como homicidios y violaciones y actualmente los crímenes de los políticos.
Como mencionamos anteriormente, las características de estos hechos hace que la policía deba trabajar contrarreloj para resolver estos casos. Cuando se trabajan en homicidios donde el culpable es un desconocido para la víctima, el perfil puede ayudar a dar luz sobre el crimen y encaminar a la policía en sus investigaciones.
Cuando se quiere evaluar la posibilidad de relacionar varios homicidios, realizar un perfil sobre el autor de los asesinatos puede ayudar a determinar si estamos ante un asesino en serie o ante asesinos inconexos.
En otras ocasiones, el perfil ayuda a conocer ante qué tipo de personas nos enfrentamos, lo cual ayuda en su captura.
5. TIPOS DE PERFILES CRIMINALES.

Perfil de agresores conocidos o método inductivo.
Este método se basa en el estudio de casos de extraer patrones de conductas característicos de esos agresores. Se desarrolla básicamente en el ámbito carcelario, mediante entrevistas estructuradas o semiestructuradas, aunque también se suele usar como fuente de información las investigaciones policiales y judiciales.
A lo cual muchas veces si el entrevistador no se gana la confianza del reo en este caso la entrevista no va a ser la adecuada ya que el reo puede brindar una mala información.
Perfil de agresores desconocidos o método deductivo.
Este método se basa en el análisis de la escena del crimen en cuanto a evidencias psicológicas para que pueda inferirse el perfil del autor de ese crimen. En este método se intenta pasar de los datos generales a los particulares de un único individuo. Para ellos se analiza la escena del crimen, la victimología, pruebas forenses, características geográficas, emocionales y motivacionales del agresor. Para ello la realización de este perfil se tiene en cuenta los datos aportados por el método inductivo.
Pero también se debería de tener en cuenta que estos datos quizás no sean los correctos o estén sesgados.
6. METODOLOGÍA DEL PERFIL.

Para la elaboración de un perfil criminal es necesario el análisis y evaluación de estas fuentes: escena del crimen, perfil geográfico, modus operando, firma del asesino y victimología.

Escena del crimen.
La escena del crimen es, como su nombre indica, el lugar que el asesino ha elegido para matar a su víctima. Las escenas pueden ser varias si el asesino ha usado varios lugares desde que atrapa su víctima hasta que la deja. Puede atraparla en un sitio, torturarla en un segundo, matarla en un tercero y trasladarla a un cuarto para abandonarla allí. En cualquier caso, la escena principal es donde la muerte o agresión de mayor importancia y el resto son secundarias. Generalmente es en la primaria donde hay más transferencia entre el asesino y su víctima, por lo cual suele ser en la que hay más evidencias psicológicas y físicas.
Es importante por esto la protección de la escena o escenas del crimen ya que cada pista puede ser clave, además, es necesario evaluar si ha habido una manipulación de dicha escena, lo que suele llamarse actos de precaución o conciencia forense (cuando elimina pruebas físicas).
Perfil geográfico.
Este perfil describe el aspecto geográfico donde se desenvuelve el delincuente, sus escenas del crimen, los puntos geográficos de esos crímenes, sus desplazamientos, el terreno en el que actúa, zona de riesgo, base de operaciones.
Este perfil nos dice mucho del mapa mental del criminal, que es la descripción que el delincuente tiene en su cabeza de las zonas geográficas en las que se desenvuelve en su vida. Su casa, su calle, su barrio, su ciudad están descritos en la mente del criminal en función de las experiencias que ha tenido con cada uno de esos lugares, nos describe su zona de confianza, su territorio, las zonas de influencia, cómo se mueve y se desplaza por ellas. La comprensión de estos datos nos puede dar información como en qué zona vive, dónde debemos buscarlo y dónde puede actuar.
El estudio de casos ha mostrado que en la mayoría de los asesinos, sus primeros actos se realizan cerca del lugar donde reside o trabaja o en su mismo hogar y posteriormente se van alejando a medida que van adquiriendo seguridad y confianza.
Modus operandi y firma.
El modus operandi es el método que usa el asesino para llevar a cabo su crimen, describe las técnicas y las decisiones que el asesino ha tenido que tomar. De esta evaluación sacamos información sobre cómo mata nuestro asesino y qué características psicológicas se pueden deducir de este método: planificador, inteligente, técnica que puede desarrollar, etc. El modus operandi, al contrario que la firma, puede variar a lo largo del tiempo puesto que, como habilidades, pueden aprenderse o evolucionar o degenerarse con los crímenes posteriores.
El modus operandi tiene naturaleza funcional. (Garrido, 2006) y tiene tres metas: proteger la identidad del delincuente, consumar con éxito la agresión y facilitar la huida.
Por lo que se refiere a la firma, ésta es el motivo del crimen, el por qué, refleja la razón por la que el asesino hace lo que hace. Nos da una información más profunda ya que nos presenta qué quiere decir con el crimen, y más psicológica puesto que nos habla de sus necesidades psicológicas. El asesino mantiene su firma estable a lo largo de su carrera criminal, por lo que, aunque cambie su modus operandi podemos relacionarlo por dicha firma.
Esto no quiere decir que físicamente la conducta o conductas que describen la firma del delincuente no puedan cambiar. El aspecto profundo de la firma no cambia, la ira, venganza, sadismo permanece inalterable pero la forma de plasmarla puede evolucionar, incrementar, disminuir o degenerarse en función del propio desarrollo de la motivación a la que representa.
Victimología.
La víctima tiene una importancia crucial puesto que es la protagonista del hecho criminal, presencia el crimen en primera persona, sobre ella recae el acto criminal y se representan el modus operandi y la firma del asesino. Si la víctima sobrevive puede aportar mucha información de primera mano acerca de su agresor y de sus circunstancias, si ésta fallece es necesario realizar una autopsia psicológica.
En esta autopsia se tratan de recoger varios aspectos personales y sociales de la víctima. Es necesario reunir una serie de información respecto a su domicilio, educación, estado civil, aficiones, situación económica, temores, hábitos, enfermedades, amistades, trabajo.
De toda esta información se desprende primariamente una clasificación de la víctima en cuanto al riesgo que suponen para ser agredida. En este caso hablamos de víctimas de bajo y del alto riesgo (Ressler 2005). Como es lógico, las víctimas de alto riesgo tienen una mayor probabilidad de ser atacadas y además de no suponer muchos problemas para sus atacantes.
Por otra parte, el estudio y análisis de la víctima nos da información de cómo su asesino se relaciona con sus víctimas, lo que nos proporciona una huella psicológica importante para realizar el perfil.
En un crimen hay dos protagonistas, el asesino y su víctima, entre ellos hay una relación, el asesino usa a la víctima para narrar su historia, para satisfacer sus fantasías personales pero también para dejar constancia de su relación con el mundo y es en esta relación donde se refleja más su personalidad.
7. CRITERIOS

Esta integración de un equipo de investigadores es fundamental, los cuales deben ser funcionarios de impecable trayectoria y altamente capacitados, con probados antecedentes éticos y profesionales.
Tal es así que en la actualidad de hoy son pocos los profesionales capacitados en esta área especifica de la criminalistica, ya que no existe un área especifica de formación como por ejemplo un instituto, una universidad que refiera que el profesional es un perito en determinada área y esta capacitado para tal fin.
El psicólogo debe de tener una aplicación teórico doctrinaria para elaborar el perfil psicológico de una persona, ya sea este delincuente o no, deberá de elaborar tanto cualitativamente, cuantitativamente y cronometrar los fenómenos psicológicos y su relación con el delito.
Asimismo deberá de elaborar el dictamen pericial de acuerdo a los procedimientos penales sobre el estado mental y personalidad del evaluado, establecer la relación con el supuesto delito como son su salud mental, su personalidad, peligrosidad imputabilidad, validación de su testimonio, miedo insuperable, alteraciones en su percepción, torturas psicológicas, necropsia psicológica etc.
Al realizar una apreciación psicológica forense también se deberá tomar en cuenta el análisis de los síntomas, estudio de los factores, predisponentes, determinantes y desencadenantes, identificación de estresores psicosociales, personalidad, familia y ambiente
El sistema para lograr su plena funcionalidad deberá de estar conformado por un órgano especializado orientado hacia una especialización por tipos delictivos, asistido por la Policía Judicial, Ministerio Publico y Poder Judicial, que le asegure la integración efectiva y coordinada de los operadores comprometidos en la investigación.
El sistema, en tanto podría resguardar el justo equilibrio de los intereses en el proceso, a la vez que le confiere celeridad y eficacia. Por tanto una investigación eficaz en las actividades delictivas organizadas, no sólo necesita de un órgano especializado y consustanciado con su rol, sino además de un sistema organizativo y procedimental que le asegure la recolección y conservación de las pruebas de cargo y de descargo, ya sea para acusar o instar el sobreseimiento. En otras palabras, se requiere de la actuación de los órganos jurisdiccionales y de una ley procesal adecuada.
En la actualidad el estado peruano no tiene Políticas en materia criminal en forma coherente con un sistema real de administración de Justicia, incluyendo a la Policia Nacional del Perú.
Que, en la actualidad es necesario que los operadores de la administración de justicia, conjuntamente con los Ministerio Publico, Poder Judicial elaboren instrumentos jurídicos para la mayor eficiencia y eficacia de Políticas Criminales frente a la lucha contra la criminalidad con la finalidad de disuadir a personas individuales y colectivas a delinquir.
Es necesario integrar dentro de la Comisión que elabore las Políticas Criminales por parte del Estado a una sub Comisión consultiva integrada por "Profesionales que trabajen en áreas de criminalistica, como los Psicólogos, médicos, biologos, abogados, etc. Oficiales Policiales que tengan trayectoria en la lucha contra el Crimen Organizado nacional e internacional y la delincuencia común, tanto en la parte Operativa como en el planeamiento, para evitar que un burócrata asuma funciones que nunca ejerció en la realidad en su carrera profesional.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Ressler, R.K y Shachtman, T. (2005). Asesinos en serie. Barcelona: Ariel.
Garrido, V. y López, P. (2006). El rastro del asesino. El perfil psicológico de los criminales en la investigación policial. Barcelona: Ariel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada